¿Qué es una estenosis lumbar?


LAMINECTOMIA

CONCEPTOS ANATÓMICOS

Si observamos detenidamente una vértebra, está conformada por la unión de dos partes totalmente diferentes (Figs. 1 y 4).

La parte anterior es muy densa y consistente, se denomina cuerpo vertebral y es como un cilindro de hueso. La unión de los cuerpos vertebrales va a formar la columna vertebral, diseñada para soportar el peso de todo el cuerpo.

La parte posterior es como la mitad de un anillo de hueso adherido al cuerpo vertebral. Se denomina arco posterior vertebral. La unión de los diferentes arcos va a constituir un canal en donde se aloja la médula espinal y las raíces o nervios que salen de ella: canal vertebral, espinal o medular.

Informacion al paciente-patologia de la columna vertebral-inestabilidad lumbar-esquema-columna-vertebral

Fig. 1.- Esquema de columna vertebral

La columna vertebral tiene varias partes. La región cervical, con 7 vértebras, la columna dorsal con 12, la columna lumbar con 5 y, por último, la zona sacra y el coxis, formada por vértebras fusionadas, de manera que constituyen un bloque.

El disco intervertebral es una estructura algo compleja situada entre cada dos cuerpos vertebrales. Está diseñado para repartir el peso desde la vértebra superior a la inferior y permitir la articulación o movimiento entra ambas vértebras (Fig. 2).

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-hernia discal lumbar-esquema-disco-intervertebral

Fig. 2.- Esquema disco intervertebral

El disco intervertebral tiene dos componentes diferentes. El centro, llamado núcleo pulposo, es como una pelota o esfera de material muy elástico (más del 90% de su composición es agua). Para que permanezca entre los dos cuerpos vertebrales, este material está contenido en un estuche compacto, denominado anillo fibroso, que es como un cilindro hueco que se adhiere a los cuerpos vertebrales y que aloja en su centro el núcleo pulposo. Dicho cilindro tiene unas paredes formadas por capas concéntricas constituidas por fibras que van en direcciones opuestas a las capas adyacentes.

El arco posterior vertebral tiene una estructura abigarrada debido a que salen de él unas prominencias óseas o apófisis que sirven para que se adhieran a las vértebras los músculos que van a movilizar la columna vertebral en todas direcciones (Figs. 3 y 4). Estas apófisis son tres por cada vértebra: la apófisis espinosa, medial y posterior, que nos la podemos tocar en la espalda; y las apófisis transversas, laterales y simétricas. En la unión de las apófisis transversas y el resto del arco posterior hay una estructura compleja y simétrica: las articulaciones interapofisarias. Son como unos ganchos que unen las vértebras. Su función es múltiple: complementan la función de articulación entre las vértebras que tiene el disco intervertebral, unen y estabilizan una vértebra sobre la otra, a la manera de un trípode (disco intervertebral y ambas articulaciones interapofisarias) y constituyen un tope o limitación a los movimientos vertebrales que permitiría la articulación del disco intervertebral si estuviera sola. La parte anterior a las articulaciones interapofisarias se denomina pedículo, siendo la zona en que se une el arco posterior al cuerpo vertebral. El resto del arco, entre apófisis transversa y apófisis espinosa, se denomina lámina.

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-hernia discal lumbar-esquema-articulaciones

 

Dentro del arco posterior se aloja la médula espinal (Fig. 1). En el periodo fetal coinciden la extensión de la médula y la de la columna vertebral. Pero a medida que nos desarrollamos crece más la columna, de forma que el resultado final es que la médula termina en forma de cono a la altura de la primera o segunda vértebra lumbar. El resto del canal medular hacia abajo está ocupado por las raíces o nervios que salen de la médula, que van a servir para llevar el control de las extremidades inferiores y de las funciones esfinterianas (vesical y anal) y sexuales. La unión de estas raíces tiene una forma característica, por lo que la denominaron, desde muy antiguo, cola de caballo. Tanto la médula espinal como las raíces nerviosas están contenidas en un estuche fibroso y elástico formado por la duramadre, membrana que va a recubrir y proteger todo el sistema nervioso. La parte final de la duramadre, al nivel lumbar y sacro, que protege la cola de caballo, se denomina fondo de saco dural.

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-hernia discal lumbar-esquema-vertebra-en-saco-dural

Fig. 4.- Esquema de una vertebra y situación del saco dural

Las raíces medulares salen del canal vertebral a través del agujero de conjunción (Figs. 3 y 4). Esta estructura está formada, en su parte más anterior, por la parte posterior y lateral del anillo fibroso; en su parte posterior, por las articulaciones interapofisarias; y en su parte superior e inferior, por las partes más anteriores del arco vertebral de la vértebra superior e inferior (pedículos), respectivamente.

 

ESTENOSIS LUMBAR

CONCEPTO

Se denomina estenosis del canal lumbar a una situación patológica de la columna consistente en una disminución del calibre normal del canal vertebral.

Esta disminución puede ser de toda la columna lumbar, segmentaria (en uno o varios niveles vertebrales) o muy localizada, en la zona donde discurren las raíces nerviosas dentro del canal (receso lateral), antes de salir fuera de la columna vertebral.

EPIDEMIOLOGIA

La estenosis del canal lumbar de causa congénita es una entidad poco frecuente. Pero, sin embargo, la estenosis provocada por degeneración artrósica de la columna vertebral es cada vez más frecuente, sobre todo en personas de edad avanzada.

En este sentido, hay que tener en cuenta que los nuevos hábitos de la civilización moderna, más sedentaria, junto el aumento de la expectativa de vida están aumentando la frecuencia con la que se ven estos cuadros clínicos.

FISIOPATOLOGIA

Como acabamos de ver, hay dos tipos de estenosis del canal lumbar.

El primero de ellos consiste en  una estrechez congénita del agujero vertebral. Se puede dar de forma aislada (Fig. 5) o dentro del contexto de enfermedades no frecuentes, como es la acondroplasia.

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-estenosis lumbar-estenosis-de-canal-congenita

Fig. 5.- Estenosis de canal congénita

El segundo de ellos es el más frecuente. Se trata de la estrechez ocasionada por la degeneración artrósica de las articulaciones entre las vértebras. Si recordamos la anatomía del disco intervertebral, su degeneración puede llegar a producir osteofitos (aumento de hueso) que ocupen el espacio del agujero o canal vertebral (Fig. 6).

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-estenosis lumbar-inicio-degeneracion-artrosica

Fig. 6.- Inicio de degeneración artrósica

Esto provoca un estrechamiento o cierre del diámetro del saco dural con compresión de las raíces nerviosas que se encuentran en su interior. A esto se une el intento de la naturaleza de fijar o inmovilizar esta zona de la columna, por lo que aumentan los ligamentos de unen las vértebras, sobre todo los situados entre los arcos posteriores; provocando una disminución aún mayor del canal vertebral (Fig. 7 y 8).

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-estenosis lumbar-artrosis-establecida-A

Fig. 7.- Artrosis establecida

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-estenosis lumbar-artrosis-establecida-B

Fig. 8.- Artrosis establecida

El resultado es que, cuando la columna se mueve, las raíces son comprimidas, produciéndose una dificultad en su irrigación y en su funcionamiento. Como consecuencia de ello, la persona que sufre esta enfermedad presenta dolor lumbar irradiado a ambas piernas, junto con hormigueo y sensación de pérdida de fuerza, al poco tiempo de caminar, lo que le obliga a detenerse. Este síntoma se denomina claudicación intermitente de causa neurógena.

Si la degeneración está más localizada en las articulaciones interapofisarias, se puede producir un cierre de los agujeros de conjunción o del receso lateral (Fig. 8), por donde se coloca y discurre la raíz nerviosa antes de salir de la columna vertebral. Esto va a producir un dolor lumbar irradiado por la pierna (lumbociática), por la zona correspondiente a la raíz nerviosa, similar al ocasionado por una hernia discal lumbar.

CLÍNICA

Hay varios tipos de molestias o cuadros clínicos, que se pueden dar aisladamente o superpuestos. Diferenciaremos:

1. – Claudicación intermitente neurógena

El cuadro clínico característico consiste en aparición de dolor, seguido de hormigueos e incluso pérdida de fuerza en las piernas, tras estar caminando una cierta distancia.

Con el tiempo, esta distancia que es posible caminar antes de aparecer el dolor se va acortando.

Este cuadro clínico es muy similar al que presentan los pacientes con problemas vasculares isquémicos en las piernas, que se denominaenfermedad de los escaparates (pues la persona se tiene que ir deteniendo como si estuviera dando un paseo y viendo escaparates), por lo que hay que hacer un diagnóstico diferencial entre ellas.

2. – Lumbociática

El paciente presenta además, de manera más o menos continua, dolor lumbar irradiado a ambas extremidades inferiores, de forma simétrica o asimétrica.

A diferencia de la hernia discal, la persona tiende a tener una postura antiálgica en flexión del tronco. Esto se debe a que, al flexionar el tronco, los ligamentos posteriores se estiran, aumentando el diámetro del canal vertebral.

**********

El médico, aparte de obtener los datos clínicos que le permitan discernir entre los diferentes cuadros clínicos, así como sus posibles causas, al explorar al paciente va a apreciar el grado de compresión de las raíces nerviosas y si se sobreañade algún tipo de afectación sensitiva y, sobre todo, motora. Intentará delimitar el nivel y amplitud de la estenosis, así como descartar otras posibilidades diagnósticas.

DIAGNÓSTICO

De acuerdo con la historia clínica y exploración, el neurocirujano va a prescribir una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico de estenosis del canal lumbar, el nivel o niveles afectados y visualizar una posible patología sobreañadida, sobre todo de  inestabilidad vertebral.

Estas pruebas son, fundamentalmente:

1. – Radiografía de la columna lumbar, en posición antero-posterior, lateral y oblicuas. Se pretende ver la alineación correcta o no de la columna, la forma de los cuerpos vertebrales y los espacios entre ellos, así como las características de los agujeros de conjunción.

En estas radiografías hay multitud de signos indirectos que enriquecen el conocimiento del problema que tiene el paciente y que complementan el estudio con Resonancia Magnética y TAC.

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-estenosis lumbar-rx-lateral-columna-vertebral

Fig. 9.- RX lateral de columna lumbar

2. – Radiografía dinámica de columna lumbar, en posición de flexión y extensión del tronco. Se pretende conocer si hay inestabilidad entre las vértebras, que pudiera acentuar la estenosis e indicar una intervención quirúrgica más compleja.

3. – Resonancia Magnética. Es la prueba de elección hoy día. Nos permite ver con claridad la morfología de la estenosis. Típicamente tiene forma de “tabla de lavar”, por la protrusión de los discos intervertebrales unido a los osteofitos posteriores de las vértebras, que hacen una identación sobre el saco dural y da lugar a dicha imagen. De forma que es posible apreciar con gran nitidez la intensidad de la estenosis global y la localización donde es más llamativa aún.

También se puede apreciar el aumento de los ligamentos posteriores y de las articulaciones interapofisarias.

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-estenosis lumbar-rx-lumbar-estenosis-varios-espacios

Fig. 10.- RM lumbar. Estenosis de varios espacios

4. – TAC o escáner lumbar. En el caso de la estenosis lumbar, el TAC es muy útil, pues nos dibuja con mayor nitidez el componente óseo que provoca la estenosis.

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-estenosis lumbar-tac-lumbar-estenosis-severa

Fig. 11.- TAC lumbar. Estenosis severa

5. – Electromiograma. Tiene menor trascendencia en el diagnóstico de esta entidad que en el diagnóstico de las hernias discales.

TRATAMIENTO

Una vez diagnosticado el cuadro de estenosis lumbar, se ha de plantear el tratamiento quirúrgico. Esto es debido a que, a diferencia de los cuadros de hernia discal, el cuadro clínico de estenosis no va a ceder con tratamiento médico conservador.

La intervención ha de ser diseñada adaptándose al problema y situación de cada paciente. El objetivo ha de ser la liberación de las estructuras nerviosas comprimidas por dicha estenosis, sin provocar inestabilidad en la columna intervenida, todo ello con la menor agresión quirúrgica posible.

En líneas generales hay que plantear al menos una laminectomía. En casos muy definidos, hay que completarla con técnicas de fijación, que veremos en siguientes capítulos.

LAMINECTOMÍA

Consiste en la extirpación de la parte más posterior del arco posterior que cierra el canal vertebral o medular Figs. 12 y 13). Hay que intentar no extirpar o tocar las articulaciones interapofisarias si no es necesario, con el fin de mantener la estabilidad vertebral.

Informacion al paciente-patologia de columna vertebral-estenosis lumbar-esquema-vertebra-normal

Fig. 12.- Vértebra normal

­

El abordaje quirúrgico se realiza a través de una incisión lineal en la espalda, que sigue la línea de la columna, a la altura donde se encuentra la estenosis. Todo ello bajo control de rayos X en la propia intervención quirúrgica.

 

Esta laminectomía se realiza a uno o varios niveles vertebrales, dependiendo de la extensión de la estenosis lumbar. Hoy día hay cirujanos que se ayudan de técnicas micro quirúrgicas, y de motores de altas revoluciones, con el fin de disminuir el riesgo de agresión inadvertida a las estructuras nerviosas que se encuentran muy comprimidas y en ocasiones adheridas a los huesos o ligamentos que hay que extirpar.

Si se presume que la laminectomía va a ocasionar algún tipo de inestabilidad, se complementa la intervención quirúrgica con técnicas deartrodesis y fijación intervertebral, que veremos en los capítulos siguientes.

***********

En cuanto al manejo terapéutico general no se puede ser dogmático, pero sí es posible dar unas guías de comportamiento o pautas de conducta adecuadas en la mayoría de los casos. Estas podrían ser las siguientes:

1. – Antes de la intervención quirúrgica hay que intentar el tratamiento médico y conservador de rehabilitación a lo largo de 1-2 meses. Aunque, como ya hemos dicho anteriormente, la posibilidad de obtener mejoría duradera por esta vía es mucho menor que en las hernias discales.

2. – Hoy día el diagnóstico de la situación del canal medular, saco dural y raíces nerviosas se hace de forma no traumática, mediante la Resonancia Magnética. Hay que añadir un estudio de radiografías estáticas y dinámicas de la columna lumbar. En caso de prever intervención quirúrgica es muy útil también el estudio de los contornos óseos mediante una TAC.

3. – El tipo de intervención quirúrgica más apropiada para la estenosis lumbar es la laminectomía, completada con la foraminotomía(ampliación de los agujeros de conjunción, por donde pasan las raíces nerviosas.

Sólo en caso de inestabilidad comprobada o porque haya riesgo de provocarla (por la necesidad de realizar una laminectomía amplia, que afecta a las articulaciones interapofisarioas), se completará la intervención mediante una fijación instrumentada.

4. – Los casos complejos han de ser valorados por equipos médicos experimentados en cirugía de columna.

RESULTADOS

Por regla general, los resultados de las intervenciones por estenosis del canal lumbar tienen unos resultados excelentes o buenos en el 80-90% de los casos.

El fracaso de las intervenciones quirúrgicas se debe fundamentalmente a:

1. – Indicación quirúrgica no adecuada

2. – Diseño de la intervención no adaptado a la patología concreta del paciente.

3. – Patología compleja de columna vertebral sobreañadida a la estenosis lumbar (escoliosis, osteoporosis…).

3. – Complicaciones

Es raro que, como consecuencia de la intervención quirúrgica, a causa de una complicación, queden secuelas neurológicas permanentes. Puede ir desde un claro aumento de la pérdida de sensibilidad y fuerza previamente existente en las extremidades inferiores, a una lesión de la cola de caballo parcial o total permanente.

Puede ocurrir que, a pesar de una intervención adecuadamente indicada y realizada, persista el dolor que invalide a la persona para realizar su vida habitual. Las causas de este síndrome de dolor lumbar posquirúrgicoson muy variadas. Van desde el atrapamiento de una raíz nerviosa o de todo el saco dural por una cicatrización anómala, a la aparición de inestabilidad lumbar o a fenómenos psicológicos o cuadros de “neurosis de renta” que llevan a la persona que trabaja por cuenta ajena a serle imposible reanudar su vida laboral normal.

En este síndrome de dolor posquirúrgico se ha de extremar la precaución y los medios diagnósticos de la causa que lo produce. Una nueva intervención quirúrgica realizada a ciegas y sin fundamento tiene unas altas posibilidades de no solventar el problema, pero sí de agravarlo.

COMPLICACIONES

Como hemos referido en los capítulos anteriores, hablar de complicaciones y secuelas tras el tratamiento quirúrgico es delicado y difícil. De entrada, la cirugía supone una trasgresión de las leyes de la naturaleza, aunque su finalidad y resultados acaben justificándola: la cirugía se diseña para ayudar a la naturaleza enferma y los resultados finales suponen un beneficio mucho mayor que si dejáramos seguir la evolución natural de la enfermedad.

Pero es imposible predecir en cada enfermo lo que va a ocurrir. Siempre existe, incluso en la intervención quirúrgica más banal, un riesgo incluso vital, aunque sea en una proporción o porcentaje de posibilidades casi infinitamente pequeño. Los factores que influyen son muy variados y van desde las condiciones del propio enfermo (estado general, características anatómicas…), a las dependientes de la medicación que se precise (alergias, trastornos gastrointestinales…) o inherentes al propio acto quirúrgico (anestesia, técnica quirúrgica realizada…).

Por esta razón, cada intervención quirúrgica se selecciona para cada paciente determinado cuando teóricamente las posibilidades de curación o mejoría con la intervención son superiores a las que ofrece la propia naturaleza en el curso normal de la enfermedad.

La Sociedad Española de Neurocirugía ha intentado ofrecer una visión global de las posibles complicaciones que pueden aparecer en este tipo de cirugía de estenosis del canal lumbar. Distingue las complicaciones comunes a otros actos quirúrgicos sobre la columna y las específicas de las intervenciones de laminectomía y fijación-artrodesis.

El listado que sigue no tiene el propósito de alarmar, sino de hacer ver la amplia gama de posibilidades de que puede surgir una complicación. Aunque en la práctica diaria, en pacientes con estado general bueno, las posibilidades reales de que surja una complicación y pueda dejar secuelas graves son inferiores al 1%:

I.- COMPLICACIONES GENERALES

COMPLICACIONES GASTROINTESTINALES

Úlcera de estrés

Por medicamentos

TROMBOSIS VENOSA.  EMBOLISMO AÉREO

(frecuente en trauma espinal)

Trombosis venosa profunda (4,3%)

Trombo embolismo pulmonar (0,5%)

FRACASO RESPIRATORIO AGUDO

INFECCIÓN HOSPITALARIA. NEUMONÍA

Más en enfermos con bajo nivel de conciencia y en inmunodeprimidos

INFECCIÓN URINARIA

En enfermos sondados

Inmunodeprimidos

En proximidad con otros enfermos con sonda vesical

 

II.- INFECCIONES

a) Cirugía limpia contaminada (Cirugía de duración superior a las 2 horas).

Infección superficial (1,6%).

Infección  Profunda (5,1%).

b) Cirugía limpia con cuerpo extraño (Implantes [material de fijación vertebral, acrílicos, plastias durales…]):

Infección superficial (1,7%).

Infección profunda (4,34%).

c) Cirugía Limpia:

Infección superficial (1,9%).

Infección Profunda (0,7%).

 

III.- CIRUGÍA DE COLUMNA LUMBAR

Mortalidad (0,02%)

Necesitan reintervención (2,8-11%)

Persistencia síndrome de cauda equina (Lesión radicular) (0,8-1,9%)

Fístula de líquido cefalorraquídeo (0,1-0,9%)

Infección:

Superficial (herida operatoria 0,9-6,8%)

Meningitis (0,2-0,3%)

Discitis (0,4-3%)

Lesión vasos abdominales (complicación excepcional)

Lesión uréter (complicación excepcional)

INFORMACIÓN AL PACIENTE

Como final de esta exposición, se adjunta a continuación una copia del modelo de “Consentimiento Informado” que todo paciente recibe antes de ser intervenido quirúrgicamente por hernia discal.

Tanto en este capítulo como en los que siguen, el objetivo ha sido informar de la forma más objetiva posible del problema médico, intentando que sea compresible para cualquier persona que lo lea detenidamente.

Cada vez más, el acto médico y, sobre todo, el acto quirúrgico, es un compromiso entre las partes (cirujano/hospital-paciente/entorno familiar y social) para caminar juntos hacia la mejor solución posible dentro de los límites que la naturaleza nos impone, contando con los medios y experiencia médica adecuada, así como con la colaboración eficaz del paciente y su entorno.

CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA LA INTERVENCION DE LAMINECTOMIA LUMBAR CON O SIN

 

ARTRODESIS LUMBAR VIA POSTERIOR.

PACIENTE…………………………..

Como paciente usted tiene derecho a ser informado/a acerca de la patología que padece, así como de los beneficios y riesgos derivados de la realización de técnicas diagnósticas o terapéuticas necesarias para su salud y bienestar. Para, finalmente, estar de acuerdo y asumir los criterios de su médico, al cual ha elegido libremente.

El objeto de este documento no es alarmarle, pero no puede ni debe ocultarse que, con independencia de la pericia profesional o de los medios de los que dispone el Hospital, pueden existir complicaciones o resultados no satisfactorios que obedecen al factor de inexactitud característico de las ciencias médicas.

Ud. ha recibido información sobre su:

DIAGNOSTICO……………………………….

TIPO DE INTERVENCION……………………….

CIRUJANO………………………………….

Las  vértebras tienen dos partes. Una anterior, formada por el cuerpo vertebral, que es como un cilindro macizo de hueso; puesto uno sobre otro forman la columna vertebral, interponiéndose entre cada dos cuerpos un material elástico (disco intervertebral) que permite que se pueda mover una vértebra sobra la otra. La parte posterior, fusionada a la anterior, es como un anillo; la superposición de anillos da lugar al canal vertebral, en donde se aloja la médula espinal y las raíces nerviosas.

Cuando se produce una artrosis de las articulaciones entre las vértebras, uno de los fenómenos que aparece es el crecimiento anómalo del hueso (osteofitos), que pueda acabar estrechando el canal vertebral.

También se produce estrechamiento del canal vertebral por desplazamientos de los cuerpos vertebrales (espondilolistesis), traumatismos, aparición de tumores, infecciones, etc.

Esta intervención generalmente se realiza cuando existe un estrechamiento del canal vertebral por las causas referidas, cuando provocan compresión de la médula o de los nervios. También se realiza en casos de desplazamiento de las vértebras (espondilolistesis) o en fracturas vertebrales. Consiste en quitar la parte posterior de las vértebras (extirpando la zona correspondiente a los anillos referidos anteriormente), abriendo el canal vertebral y liberando la médula y los nervios.

Con frecuencia es  necesario fijar la columna con barras, tornillos e injertos óseos en la misma intervención. En unos casos (fracturas, espondilolistesis…) porque ya existe antes de la intervención  una inestabilidad vertebral. En otros casos (estenosis congénita del canal vertebral,  artrosis…) porque la intervención puede producir una inestabilidad vertebral, si se quiere hacer efectiva la descompresión.

Hay varios sistemas de fijación vertebral por vía posterior. El más frecuentemente utilizado es la implantación de tornillos pediculares. Estos tornillos se colocan, bajo control con rayos X, por dentro de las propias vértebras, sin afectar a la médula o a los nervios. Se colocan 2 tornillos en cada vértebra y 2 barras, una a cada lado, unen los tornillos del lado derecho e izquierdo.

En ocasiones la anterior intervención se complementa con la implantación en el espacio del disco intervertebral de un material que permita la fusión de los cuerpos vertebrales.

RIESGOS O COMPLICACIONES

Las complicaciones de esta intervención son muy poco frecuentes, pero pueden producirse algunos efectos adversos:

1. – Durante los primeros días es frecuente que tenga molestias en la región intervenida. Cederán con los analgésicos.

2. – Puede tener dolor por las extremidades inferiores por irritación de los nervios durante los primeros días.

3. – Infección de la herida tanto en planos superficiales como profundos. Sistemáticamente se realiza profilaxis antibiótica para disminuir este riesgo.

4. – Los riesgos de trombosis no son frecuentes excepto que tenga antecedentes que le predispongan.

5. – A veces es necesario el sondaje vesical, esto puede provocar molestias y ocasionalmente infección de orina.

6. – Si antes de la intervención tenía una parálisis de las piernas o pérdida de fuerza, no podemos garantizarle que recupere la fuerza con la intervención. Dependerá del tiempo que haya transcurrido y de lo intensa que sea  la lesión.

7. – Si tiene una zona de las extremidades acorchada o dormida antes de ser operado, es posible que esto permanezca después o tarde mucho tiempo en recuperarse.

8. – Durante la intervención es necesario manipular las raíces nerviosas. Una complicación muy poco frecuente es una lesión del nervio.

9. – Otras complicaciones muy poco probables son:

Rotura de la duramadre y salida de líquido cefalorraquídeo con riesgo de infección.

Embolias gaseosas si la intervención es al nivel cervical.

Lesión de vasos abdominales o del uréter.

10. – Si es necesario fijar la columna con barras y tornillos  puede tener una reacción por sensibilidad a metales o a cuerpo extraño. Puede producirse una rotura de los tornillos o que estos se aflojen. Puede también producirse una infección que obligue a retirar el material implantado para controlarla. No es frecuente que esto suceda, pero si sucede sería necesario otra intervención.

11. – Reacciones alérgicas (Tanto el INSALUD, como Sociedades científicas especializadas recomiendan el no hacer sistemáticamente pruebas diagnósticas para detectar una posible alergia, ya que las mismas pruebas no están exentas de riesgos y el resultado negativo no garantiza que no exista reacción alérgica posterior). Si tiene antecedentes alérgicos comuníquenoslo.

12. – RIESGOS PARTICULARES: ……………………………

…………………………………………………….

…………………………………………………….

El abajo firmante D/Dña. ………………………..

de……….. años de edad, o por incapacidad legal su representante ………………. con DNI…………………….. reconoce haber sido informado/a de forma clara y sencilla de los detalles sobre el procedimiento al que voluntariamente se va  a someter, del pronóstico, secuelas y otras consecuencias derivadas del mismo, así como de los posibles procedimientos alternativos, si los hubiere, con sus efectos y riesgos, y de haber recibido respuestas satisfactorias a todas las preguntas que hubiere formulado.

Por tanto da libremente su consentimiento al médico y al Hospital para la realización de la intervención de LAMINECTOMIA LUMBAR SIN / CON ARTRODESIS asumiendo la posibilidad de que puedan ocurrir las complicaciones explicadas u otras aún más infrecuentes, sin que medie error, impericia u omisión.

Autorizo a que el Hospital disponga de los tejidos y otros elementos de mi cuerpo que precisan ser extirpados durante la intervención, para su oportuno estudio anatomo-patológico. Así como que puedan ser empleados en futuros estudios de investigación médica, guardando el correspondiente secreto médico sobre su procedencia.

Doy mi consentimiento para la observación de mi intervención por personal relacionado con la medicina, por razones docentes. De igual forma doy mi consentimiento para que sean tomadas fotos, cintas de vídeo, etc., del campo quirúrgico, para su utilización en actividades docentes y de investigación médica, guardando el correspondiente secreto médico sobre su procedencia.

Asimismo autorizo a mis médicos a tomar las medidas que estimen oportunas en beneficio de mi salud, que por la urgencia de las mismas, no permitan demora para solicitar nuevo consentimiento, incluyendo: la hemoterapia (lo que implica que puede ser portadora de enfermedades transmisibles en muy baja frecuencia, a pesar de que cada donación es analizada exhaustivamente), sueroterapia, variaciones de la anestesia, técnicas instrumentales diagnósticas o terapéuticas.

He comprendido que la cirugía puede curar, poniendo fin al tratamiento, pero en otras ocasiones se hace para aliviar los síntomas de compresión y mejorar el dolor. Desgraciadamente un pequeño porcentaje de enfermos continúa con dolores. También puede reproducirse la estenosis o la artrosis en el nivel operado o en otro. Si la degeneración afecta a muchas vértebras, no siempre pueden operarse todas, haciéndolo de las más enfermas.

Por último se le recuerda que tiene el derecho, en cualquier momento de retirar la autorización.

En consecuencia, de forma expresa autorizo y doy mi consentimiento:

Firma del paciente o representante                              Firma del médico

Madrid, a  ……….de ………………….. de 2.002             Colegiado número:……………

 

En caso de no firmar el paciente, sino el representante indíquese la causa:

Por ser menor de edad o estar incapacitado

Por delegación voluntaria

Porque la situación del paciente no lo permita

DENEGACION DEL CONSENTIMIENTO

D/Dña. …………………………………. ante los testigos abajo firmantes expreso mi DENEGACION DEL CONSENTIMIENTO a pesar de haber sido informado/a de las consecuencias de mi acto por el motivo de ……………………………………………………. haciéndose plenamente responsable de las consecuencias médico-legales que se deriven de ésta decisión expresada de forma libre y consciente.

 

Firma del paciente                                           Firma de testigos

 

 

Firma del médico    DNI………………………….

 

26 Comentarios

  1. tengo desviacion a nivel lumbo sacro y hernia a nivle lumbar ademas de que en esas zonas estoy presentando osteoporosis, tengo dolores persisitentes desde el cuello hasta coxis, soy operada de la cervical con protesis a nivel de c4 y c5, los medicos me diagnosticaron que debo operarme urgente, tengo mis dudas ahora con lo que me salio en densitometria osea de realizada hace 10 dias

    Responder
  2. Hoy me han anunciado que me van a operar de la zona lumbar poniendome tornillos (ya me habian puesto una prótesis que no me sirvió de nada y que me van a quitar). Alguien que haya hecho una operación similar con tornillos me puede dar sus impresiones, consejos, opiniones, resultados…? gracias

    Responder
  3. Tengo problemas en la columna me isieron resonansia y tengo problemas en la L4 L5 L4 L3 L1 L2 L2 L3 L1 L2 L3 L2 L3 L4 L5 L5 S1 me quieren operar consiste en colocar barras y tornillos para fijar la columna y eliminar el dolor

    Responder
  4. Que experiencia tienen en relación a del tratamiento con radio frecuencia para eliminar el dolor., cuyo invadida des menor, existiendo centros quelorecomiendancomo una técnica menos invasiva .
    Agradeceré sus comentarios y experiencia

    Responder
  5. TENGO 60 AÑOS Y ESTOY PENSANDO SERIAMENTE EN REALIZARME LA CIRUGIA PUES TENGO ESPONDILOLISTESIS L5.S1 DOS HERNIAS L2.L3 Y L3.L4 MIS CANALES FORAMINALES ESTAN ESTRECHOS LO QUE PROVOCA DOLORES A HACIA MIS PIERNAS ,PERO PENSANDOLO QUIZAS PUEDAN ESTRECHAR MAS MIS RAICES NERVIOSAS AL GRADO DE NO FUNCIONAR O ALGO IRREVERSIBLE. BUENO ADICIONADO A ELLO TENGO PROTESIS BILATERAL TOTAL DE CADERA . DERECHA HACE 6 AÑOS E IZQUIERDA HACE 5AÑOS-

    Responder
  6. Hola, espero que mi experiencia les sirva, yo sufria de dolor ciatico, estuve asi por un año y medio y al final de ese tiempo ya no podia dormir por el dolor, no existia posicion alguna que me aliviara el dolor y tampoco medicamento, asi que finalmente recurri a un doctor experto en columna quien me dio el diagnostico de hernia lumbar mas estenosis, la solucion una operacion endoscopica que reducia el tiempo de recuperacion de tres meses a dos semanas, finalmente la operacion fue todo un exito y pude dormir bien despues de muchos meses, realmente mi vida mejoro mucho, ahora lo principal es mantener mi salud y los ejercicios para la zona media son muy importantes debes realizarlos sagradamente, que te recuperes.

    Responder
    • Hola, podrias decirme en que hospital o clinica te operaron y como se llama el doctor?. Gracias

      Responder
    • Podrias darme tu correo para consultarte sobre tu operacion por favor

      Responder
  7. Tengo ” estenosis lumbar ” me resistía a pensar en operación hace un par de años y por ello acepte un tratamiento . quiropráctico – de 6 meses que me solucionaría el problema y fue inútil.
    Los trastornos se han multiplicado y ahora apenas puedo andar, he perdido sensibilidad en los pies y por ello he dejado de conducir. El problema mayor es que se duermen las piernas y si salgo a un Parque delante de casa debo de ir con 2 muletas y si se duermen los pies mientras ando, tengo que apoyarme en una pared.
    En fin, esto no es vida, tengo absoluta confianza en el Neurocirujano que me va a operar y estoy esperando desesperadamente el día de ingreso en el Hospital.

    Responder
    • hola,tengo 64años y desde hace 4 estoy operada de estenosis canal L4 Y L5 ,la verdad que me ha ido muy bien,yo volvi a mi trabajo a los 6 meses .
      Desde hace un año he empezado a tener problemas pero es a consecuencia de mi trabajo,estaba 7h. de pie y cogia peso que es lo menos adecuado,dolor en las piernas y en la zona lumbar,mi cirujano me aconsejo que tenia que dejar mi trabajo que es el causante de mis problemas,Llevo dos meses jubilada y la verdad que estoy mucho mejor,he ganado mucho.
      hago pilates y ando diriamente hora y media y tengo una buena calidad de vida.espero que esto se sirva para animarte,un saludo

      Responder
      • Gracias necesitaba tu comentario tengo que operarme de lo mismo espero que me vaya tan bien como a ti. lo que te hicieron fue una fijación con tornillos? eso es lo que dicen me harán.

        Responder
    • Yo tengo mala calidad de vida como Ernesto,solo que no uso muletas,camino con mucha dificultad dentro y fuera de mi casa,se me adormecen las piernas y caí varias veces,a veces me ayudan a cruzar la calle.ya tengo los estudios que me indicó el neurocirujano,solo falta fijar la fecha,hace dos años le temía a la operacíon ahora estoy completamente segura,no se puede vivir así con tantos dolores.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>