Cincuenta años de la Neurocirugía de Madrid: De 1965 a 2005


Cincuenta años de la Neurocirugía de Madrid: De 1965 a 2005

Dr. Rafael Carrillo Yagüe

Dr. Rafael Carrillo Yagüe
Jefe del Servicio de Neurocirugía. Hospital Gregorio Marañón (1988-2006)

INTRODUCCION

Coincide este periodo con la vida profesional como neurocirujano del autor, pero es también decisivo para comprender la situación actual de la especialidad a través de sus protagonistas; en estos años se abren los Servicios de La Paz y de Puerta de Hierro, luego el del Hospital Doce de Octubre, y Getafe. En este periodo se producirá el primer relevo generacional de los jefes de cada uno de los Servicios y se crean o potencian Servicios y Unidades privados.

La Paz, Dr. Sixto Obrador Alcalde.

Sin duda es el neurocirujano de mayor personalidad, liderazgo y protagonismo, tanto de la Neurocirugía madrileña como de la española. También líder a escala internacional. De la numerosa bibliografía relacionada con su figura podemos destacar el libro “
El doctor Obrador en la Medicina de su Tiempo
” de José María Izquierdo.

Dr. Sixto Obrador Alcalde

Nacido en Santander; después de la Guerra Civil y de estancias en Inglaterra, Méjico y Estados Unidos, se establece definitivamente en Madrid y crea una clínica privada en la calle de Los Olivos, en la que le ayudan muchos de los que serán neurocirujanos en Madrid, o iniciarán la especialidad en Galicia, Asturias, País Vasco, Andalucía, Castilla. Al abrir la Clínica de la Concepción el Profesor Jiménez Díaz le ofrece un servicio (estación), donde instala su despacho principal y donde será uno de los miembros destacados. También opera en el Hospital General de la Beneficencia (hoy Hospital de la Princesa) cantidad ingente de tumores cerebrales. Su colaborador más importante en este Hospital será el Dr. Eduardo Lamas. Se convoca una oposición para cubrir un puesto muy importante: Jefe del Servicio Central de Neurocirugía del Seguro Obligatorio de Enfermedad (hoy Seguridad Social); se presentaron los Drs. Obrador, Bravo, Peraita, Anastasio y tal vez alguno más. La plaza fue para Obrador y comenzó a operar para el SOE en el Pabellón 8 de la Ciudad Universitaria. En 1965 se inaugura la Ciudad Sanitaria de la Paz y Obrador tiene en ella un macro Servicio de 200 camas. Discípulos destacados que obtienen Jefaturas en esta época son, Guillermo Dierssen en Santander, Juan Gómez Bueno en Vigo, Ramón Boixados que se quedaría en la Clínica de la Concepción, Juan García Blázquez en Valladolid, No citaremos en este trabajo los nombres de los residentes, adjuntos y jefes de sección para no incurrir en omisiones; pero en el caso de La Paz han sido muchos, así como visitantes de otros países. Al abrirse el Hospital Ramón y Cajal en 1977, Obrador deja La Paz. En una oposición (a la que nos presentamos Blázquez, Soto, Martínez Cubells y Carrillo) ganó la Jefatura del Servicio Juan García Blázquez. Éste falleció y le sucedieron sucesivamente Marcelino Pérez Álvarez, Javier Heredero, y José María Roda Frade.

Clínica de Puerta de Hierro. Dr. Gonzalo Bravo Zabalgoitia.

Nacido en Bilbao, había iniciado la especialidad en Madrid con Emilio Ley Gracia y después de 6 años en Estados Unidos regresa con el “Board Americano” a Madrid, donde ejercerá una influencia muy importante.

Dr. Gonzalo Bravo Zabalgoitia.

En Estados Unidos había dedicado sus últimos años a la cirugía estereotáctica de los movimientos anormales con Cooper, alcanzando prestigio internacional; puede considerársele uno de los pioneros de esta subespecialidad. Por ello Jiménez Díaz le ofrece un puesto en la Clínica de la Concepción, donde pronto choca con Obrador y tiene que abandonar la Institución. Desde entonces la rivalidad presidió la relación entre estos dos maestros de la neurocirugía; alguno de sus discípulos, entre los que se encuentra el autor de este trabajo, hicimos esfuerzos por evitar esa rivalidad entre nosotros. El Dr. Bravo se incorporó a la Cátedra de Cirugía del Profesor Martín Lagos en el Hospital de San Carlos en Atocha y luego en el Clínico de la Ciudad Universitaria. En 1964 se abre la Clínica de Puerta de Hierro (Centro Nacional de Investigaciones Médico Quirúrgicas de la Seguridad Social). Esta nueva institución de la Seguridad Social con su director, Profesor Segovia de Arana, nace con la misión de trasformar la medicina hospitalaria de España: Dedicación plena, horario de jornada completa, formación a través del sistema de Residentes, participación en la investigación clínica y experimental, separación de las especialidades médicas, etc. Hasta Octubre de 1968 no se establece la Neurocirugía con el Dr. Gonzalo Bravo (maestro, clínico y sobre todo excelente cirujano). En este Servicio los residentes tendrán gran importancia; a lo largo de su historia pasamos por este servicio muchos, procedentes de toda España y Latino América. Jefes de Servicio han sido, R. García de Sola en el Hospital de La Princesa de Madrid, A. Rodríguez Salazar en Burgos, M. Lago Palomeque en Asturias, J. Cabezudo en Badajoz, J.M. Otero Vich en Vigo, J.M Del Pozo en Getafe, R. Carrillo en Las Palmas y después en el Gregorio Marañón, J. Leunda en Las Palmas, L. Ley Urzaiz en el Ramón y Cajal. En la época de San Carlos y el Clínico se formaron Máximo Poza y Pedro Mata, que fueron Jefes de Servicio en el Clínico de San Carlos y en Murcia. Al jubilarse el Dr. Bravo fue Jefe de Servicio provisional José Herrero Vallejo y luego en propiedad José García Uría; recientemente a la jubilación de Uría es nombrado Jesús Vaquero Crespo (los 3 antiguos residentes). En 1971 se creó una Unidad de Neurocirugía Pediátrica, bajo la dirección del Dr. R. Carrillo. En 1981 creamos la Sociedad de Antiguos Neurocirujanos de la Clínica Puerta de Hierro y hemos mantenido reuniones anuales, manteniendo lazos científicos y amistosos.

Equipo de Neurocirugía de la Clínica Puerta de Hierro en 1979

En primera fila Doctores Bravo, Obrador y Christensen. En segunda fila Dr. Carrillo

Hospital Provincial de Madrid, luego Ciudad Sanitaria Francisco Franco, en la actualidad Hospital Gregorio Marañón.

Las primeras intervenciones neuroquirúrgicas las realiza en el Hospital Provincial (situado en aquella época en lo que hoy es Museo Reina Sofía) un cirujano general, el Dr. Díaz Gómez, en cuyo Servicio inició su vocación el Dr, Pablo Peraita; después de un entrenamiento en Holanda, y a la jubilación de Díaz Gómez organizó el primer Servicio de Neurocirugía, que continuó cuando el Hospital se trasladó a su ubicación actual, con el nombre de Ciudad Sanitaria Francisco Franco, de la Diputación Provincial. Discípulos suyos, entre otros, fueron Luis Sanjuanbenito, que fue uno de los Jefes de Servicio en el Ramón y Cajal y Antonio Zafra, que le sucedió a su jubilación. En el verano de 1988, cuando el Hospital había cambiado su nombre por el de Gregorio Marañón, es llamado para hacerse cargo del Servicio Rafael Carrillo Yagüe, entonces Jefe del Servicio de Neurocirugía de Las Palmas de Gran Canaria. Carrillo era discípulo de Bravo en el Hospital Clínico de San Carlos y Jefe Clínico en Puerta de Hierro. Había completado su formación en Estados Unidos y Canadá; en 1981 había obtenido la plaza de Jefe de Servicio en Las Palmas de Gran Canaria. El Servicio del Hospital Gregorio Marañón incrementó el volumen de intervenciones por encima de las 1000 al año y el de producción científica, siendo uno de los más activos del país. Entre los residentes de este periodo, el Dr. José María Borrás es Jefe del Servicio de Ciudad Real. A la jubilación de Rafael Carrillo en 2006 quedó encargado el Dr. José María Pérez Calvo, discípulo de Peraita. En la actualidad el Jefe del Servicio es el Dr. Roberto García Leal, ex residente con Carrillo.

Hospital Central de la Cruz Roja.
Drs. Emilio Ley Gracia y Emilio Ley Palomeque.

El Servicio de Neurocirugía de la Cruz Roja es el más antiguo de Madrid. Emilio Ley Gracia y su hermano Adolfo Ley Gracia nacieron en Las Palmas de Gran Canaria. Adolfo se formó en Neurocirugía en Chicago y se instaló en Barcelona, donde fue pionero de la especialidad junto a Eduardo Tolosa. Emilio, cirujano general, se especializó en Neurocirugía junto a su hermano y se instaló en Madrid, en el Hospital de la Cruz Roja. Allí iniciaron su vocación y primeros pasos en la Neurocirugía sus hijos Emilio y Pedro Ley Palomeque y Gonzalo Bravo. Los tres completaron su formación en Estados Unidos y mantuvieron amistad. En los años 40 del pasado siglo, los primeros y significativos neurocirujanos españoles son: Sixto Obrador, Emilio Ley Gracia en Madrid, Barcia Gollanes en Valencia y Adolfo Ley y Eduardo Tolosa en Barcelona. Emilio Ley Palomeque sucedió a su padre. Buen cirujano, dicen que muy individualista, no dejó escuela. En 1991 se trasladó el Servicio al Hospital recién inaugurado de Getafe, donde Emilio Ley continuó Jefe unos años hasta su jubilación.

Gran Hospital General de la Beneficencia, hoy Hospital de la Princesa.

Ya hemos dicho cómo el Dr. S. Obrador intervino muchos pacientes en este Hospital, junto al Dr. Eduardo Lamas Crego. Éste ganó por oposición la plaza de Jefe del Servicio Regional de la Seguridad Social de Granada. Durante años fue jefe del Gran Hospital el Dr. Julián Rodríguez Hernández, Militar del Ejército de Aire, cirujano general que se especializó en Neurocirugía en La Paz con el Dr. Obrador; durante unos años simultaneó sus actividades en el Hospital de la Beneficencia y en el Hospital de Aire. A mediados de la década de los 80 opta por la exclusividad en el Hospital del Aire; poco después sale a oposición la del Gran Hospital y la obtiene, en 1985, el Dr. Rafael García de Sola, Profesor Titular de Neurocirugía de la Universidad Autónoma de Madrid, que accede a la Cátedra de Neurocirugía de la UAM en 2011; discípulo de G. Bravo en la Clínica Puerta de Hierro, donde se había destacado en el tratamiento quirúrgico de la epilepsia; en su nuevo destino reorganizó y continuó la cirugía de la epilepsia.

Clínica de la Concepción, Fundación Jiménez Díaz.

D. Carlos Jiménez Díaz es el médico más influyente en la Medicina del siglo XX en España; introduce definitivamente la nueva medicina basada en la observación clínica, la investigación y el diagnóstico con criterios objetivos y científicos; en los terrenos devastados durante la guerra de lo que había sido el Instituto Rubio se edifica la Clínica de la Concepción, que será un modelo de Institución Médica. Ya hemos dicho que Jiménez Díaz llama a esta Clínica al Dr. Sixto Obrador Alcalde; durante su época en La Paz continuará teniendo la consulta privada en La Concepción, su despacho principal, con una pared impresionante llena de fotografías de los más eminentes y míticos neurocirujanos del mundo y su secretaría con Rosario al frente. Había una sesión clínica semanal, muy concurrida. Allí intervino en los años 60 a un estudiante falangista que había sufrido un disparo en la cabeza durante la primera manifestación estudiantil, un caso muy mediático, por el que Obrador y sus partes ocupaban espacio en prensa y radio todos los días; se ha dicho que este caso contribuyó mucho al conocimiento de la Neurocirugía por el gran público. Dejó al frente de este Servicio a uno de sus discípulos, el Dr. Ramón Boixados, al que sucedieron Pedro Ruiz Barnés, Jesús Múñiz de Ignesón y Julio Albísua Sánchez

Hospital Clínico de San Carlos.

La Universidad tardó mucho en aceptar las especialidades médicas o quirúrgicas. Desde los años de la guerra civil, el Profesor Rafael Vara López defendía que los enfermos con patología neuroquirúrgica debían ser intervenidos por el Catedrático de Patología Quirúrgica y así lo hacía en el Hospital de San Carlos y luego en el Hospital Clínico de la Universitaria. El Profesor Francisco Martín Lagos, por el contrario, acogió en su Cátedra a especialistas, con poco o ningún reconocimiento académico o económico, pero podían tener una consulta y operar sus enfermos. Así llegó el Dr. Gonzalo Bravo Zabalgoitia a su vuelta de Estados Unidos y su breve paso por la Clínica de la Concepción a montar una Unidad de Neurocirugía en la Cátedra de Martín Lagos y explicar la asignatura en 6º curso; sus clases y unas sesiones semanales por la tarde eran muy atractivas y así nos iniciamos en la especialidad, entre otros el autor de este artículo, los que terminada la carrera formaríamos parte de su escuela; cuando yo llegué en el año 1964 formaban parte del equipo los doctores Máximo Poza y Pedro Mata González; Poza sería Jefe del Servicio Regional de Murcia y uno de los neurocirujanos más destacados del país. Mata se quedó en el Clínico cuando Bravo (y la mayoría de nosotros) inició su andadura en la Clínica de Puerta de Hierro en 1968. Martín Lagos se jubiló y ganó la Cátedra el Profesor Durán Sacristán, permitiendo a Mata seguir como colaborador en el Hospital. Con los años se crearon Servicios y Pedro Mata fue Jefe del Servicio de Neurocirugía hasta su jubilación. En 2005 nombraron Jefe de ese Servicio a Juan Antonio Barcia Albacar, de Valencia. Discípulos de Mata son Carlos Ruiz Ocaña, que sería jefe del Servicio del Hospital Quirón, y Cristóbal Saldaña Galán, que sería encargado del Servicio entre Mata y Barcia.

Instituto Nacional de Oncología.

El Dr. José María Ortiz González fue uno de los neurocirujanos más fieles a la persona de Obrador. Fue Secretario de actas de la Sociedad Luso Española de Neurocirugía mientras vivió aquel y editor “de facto” de la revista “Neurocirugía Luso Española”. Ejerció la especialidad en el Instituto Nacional de Oncología, situado en un edificio anexo al Clínico en la Ciudad Universitaria.

Hospital Primero de Octubre, hoy Doce de Octubre.

El Dr. Eduardo Lamas Crego fue probablemente el discípulo más destacado de Obrador. Como hemos señalado estuvo encargado del Servicio del Gran Hospital de la Beneficencia del Estado en Madrid, con una gran actividad y después ganó la oposición a Jefe del Servicio Regional de Granada. Cuando se abrió el Hospital Primero de Octubre (hoy Doce de Octubre), ganó por concurso la jefatura y creó uno de los Servicios más activos de Madrid, no sólo en número de pacientes tratados sino, sobre todo, en producción científica. El Servicio del Hospital Doce de Octubre ha realizado y publicado gran cantidad de trabajos rigurosos, sobre todo, pero no exclusivamente, sobre traumatismos craneoencefálicos, algunos de referencia mundial. De los colaboradores de Lamas destacamos los que fueron Jefes Clínicos Ramiro Díez Lobato y Javier Esparza Rodríguez. El primero, con prestigio internacional en patología traumática cerebral, sucedió a Lamas como Jefe del Servicio y ganó la Cátedra de Neurocirugía de la Facultad de la Universidad Complutense. Esparza se especializó en Neurocirugía Infantil y fue Jefe de ésta en el Hospital del Niño Jesús y en el Hospital Infantil del Doce de Octubre.

Hospital Ramón y Cajal, Dr. Sixto Obrador.

La construcción del Hospital Ramón y Cajal se gestó a principio de los años 70 por el tesón y la influencia de los doctores Obrador, Martínez Bordiu (Marqués de Villaverde) y otros, como un Centro para 5 superespecialidades quirúrgicas: Neurocirugía, Cirugía Cardiaca, Cirugía Maxilofacial, Cirugía Plástica y ORL. Al morir Franco en 1975 se paralizó su inauguración; Obrador que había sido su impulsor principal continuó influyendo para su terminación, aunque se le cambió completamente su concepto y así en 1977 se abría como un gran Hospital General, en el que la Neurocirugía mantenía una importancia singular, incluida la parte de investigación neurológica, para cuya dirección se nombró a Rodríguez Delgado. Se inauguró con un Departamento dirigido por Obrador del que dependían 4 Servicios de Neurocirugía, Neuroanestesia, Cuidados Intensivos y Reanimación, y alguno más. Nombró Jefes de Servicio a Enrique Roda Frade, José Gerardo Martín Rodríguez, Andrés Córdoba y Luis Sanjuanbenito, los 3 primeros de su escuela y Sanjuanbenito de la de Peraita. Al fallecimiento de D. Sixto no le sustituyó nadie y los Servicios funcionaron con cierta autonomía con un coordinador rotatorio. Martín Rodríguez renunció a finales de los 80 para formar un Servicio en el Hospital de la Zarzuela, recién construido por Sanitas. No se cubrió su plaza, ni las que dejaron sucesivamente los otros 3 por jubilación, nombrándose a Manuel Soto Cuenca, que había sido Jefe del Hospital Ntra. Sra. De Aránzazu de San Sebastián, Jefe de un único Servicio. En la actualidad ocupa ese puesto tras ganar un concurso oposición Luis Ley Urzaiz, hijo de Pedro Ley Palomeque, nieto de Emilio Ley Gracia, sobrino y primo de varios neurocirujanos con su apellido; Luis Ley pertenece a la escuela de Bravo.

Hospital del Aire.

El Ejército del Aire inaugura en 1969 un moderno hospital de tamaño medio que ha funcionado muy bien hasta su cierre por traslado al Gómez Ulla. Se establecen en él Servicios con personal no sujeto a traslados y entre ellos Neurocirugía, una vez que el Dr. Julián Rodríguez Hernández, Capitán de Sanidad del Aire, había completado su formación en La Paz con Obrador. Como decimos arriba simultaneó su ejercicio en el Aire y en el Gran Hospital hasta los años 80. Al ascender a General se hace cargo de la Jefatura el también militar Dr. Alejandro Bárcena Orbe.

Hospital General de Getafe.

La inauguración en 1992 del Hospital General de Getafe se hace con el traslado a él de gran parte de la plantilla de La Cruz Roja. Así, su primer Jefe de Neurocirugía es el Dr. Emilio Ley Palomeque. A su jubilación es nombrado para sucederle en 1995 el Dr. José Manuel del Pozo García, de la escuela de Bravo de Puerta de Hierro, que había ejercido también en el Hospital Ramón y Cajal.

Hospital del Niño Jesús.

En los años 80 se nombra Jefe del Servicio de Neurocirugía Infantil al Dr. Javier Esparza Rodríguez, y unos años más tarde se hace cargo del Servicio el Dr. Francisco Villarejo Ortega. Continuó como Jefe de Servicio el Dr. José Hinojosa.

Sanatorio Ruber.

Bravo Zabalgoitia mantuvo durante toda su vida profesional en Madrid, en el Sanatorio Ruber de la calle Juan Bravo (hoy Hospital Ruber), una Unidad de Patología Neurológica con el neurólogo Alberto Portera, el neurorradiólogo Carlos Parera y los residentes de ellos, que acudíamos por las tardes y participábamos como si fuera una extensión de la medicina pública. Más tarde el Dr. Pedro Mata adquirió la categoría de Asociado y luego se independizaron ambas unidades. Al fallecimiento del Dr. Mata le sucedería su hijo, Pedro Mata, hasta la actualidad.

Ruber Internacional.

Al final de la década de los 70 se instala la primera Gamma Knive y se encarga de organizar su funcionamiento el Dr. Gonzalo Bravo, que dirige la Unidad de Neurocirugía Funcional, con el Dr. Roberto Martínez de colaborador. El Dr. Martínez será luego el Jefe de esa Unidad. El Dr. Carlos Ruiz Ocaña inicia una consulta de Neurocirugía General, que a partir de 2006 dirigirá Rafael Carrillo y posteriormente José Manuel del Pozo.

Sanatorio San Francisco.

Varios neurocirujanos del Hospital Ramón y Cajal, solicitan la excedencia en la medicina pública y organizan en 1988 un Servicio privado en el Sanatorio San Francisco, con dedicación plena y los más modernos aparatos, incluida radiocirugía. Al frente de ellos el Dr. José Samblás García.

Clínica de la Zarzuela.

Dr. José Gerardo Martín Rodríguez. Uno de los neurocirujanos españoles con mayor proyección internacional. Realizó la Residencia completa en el Reino Unido y se incorporó a La Paz como Jefe Clínico, pasando luego al Ramón y Cajal como uno de los 4 jefes de servicio. Pidió una excedencia y creó un Servicio en el Centro de la Zarzuela, recién inaugurado por Sanitas. Al margen de su actividad clínica en España ha sido dirigente muy activo de la World Federation of Neurosurgery, incluido Secretario de la misma.

H-M Hospitales. Grupo Hospital de Madrid

Lo crea el Dr. Juan Abarca Campal, en 1989. Su primer hospital se ubica en la Plaza del Conde Valle de Suchil. En 1990 se incorpora al cuadro médico el Doctor R. García de Sola, como responsable de la Unidad de Neurocirugía y posterior Servicio de Neurocirugía. Tuvo una importante influencia en la expansión de la Neurocirugía en los hospitales que se fueron creando: Montepríncipe (1998), Torrelodones (2004) y Sanchinarro (2007). En este último, en el diseño de una Unidad de Radioterapia, incluyendo Radiocirugía. Así como en la generación de un concierto con la Facultad de Medicina del CEU, que convirtió a estos hospitales en Universitarios, siendo el responsable de la Unidad de Neurociencias del Hospital Madrid-Facultad de Medicina del CEU a partir del 2000. El doctor García de Soladejó el grupo en 2011, trasladándose al Hospital Ntra. Sra. del Rosario, generando un nuevo Servicio de Neurocirugía. Actualmente el Jefe del Servicio de Neurocirugía en H-M Hospitales es el Dr. Jorge Diamantopoulos.

SONCAM.

Rafael Carrillo organizó una reunión en el aula Ramón y Cajal del Colegio de Médicos el 12 de Febrero de 2002: nos reunimos Ramiro Díez Lobato, Javier Esparza, Rafael García de Sola, José García-Uría, José Gerardo Martín, Juana Fernández, Pedro Mata, Marcelino Pérez Álvarez, José Manuel del Pozo, Pedro Ruiz Barnés, José Samblás y Rafael Carrillo, elaboramos un primer borrador de estatutos; tras algunas reuniones más en el Colegio y en el Gregorio Marañón se creó la Sociedad Neuroquirúrgica de la Comunidad Autónoma de Madrid (SONCAM).
Se difundieron vías clínicas, protocolos, consentimientos informados, etc. Ha venido funcionando desde entonces, con un Congreso anual.
Su primer Presidente, el Dr. Pedro Mata instituyó un premio que se otorga en el Congreso y que después de su fallecimiento han perpetuado sus herederos y entrega su hijo el Dr. Pedro Mata, Jr. Han sido presidentes los Drs. Pedro Mata, José Manuel del Pozo, Pedro Ruiz Barnés, García de Sola, Alberto Isla, Luis Ley y Julio Albísua. Han sido Secretarios: Rafael Carrillo, Rafael García de Sola, Julio Albísua y Lucía Alcazar Vaquerizo.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.