Epilepsia secundaria a cavernoma


En RM se observa que la lesión tiene aspecto de “mora” con múltiples lóbulos, imagen característica de angioma cavernoso o cavernoma. Se localiza en región hipocámpica.

Historia Clínica:
Mujer de 31 años, de profesión informática, que desde hace 2 años presenta episodios frecuentes de desconexión del medio. En los últimos meses ha presentado pérdida de conciencia con movimientos tónico-clónicos de extremidades.
Exploración:
No focalidad neurológica.
Antecedentes personales y familiares sin interés.
En TAC craneal se observa una lesión hiperdensa a nivel temporal derecho profundo. No efecto de masa. No capta contraste
En RM se observa que la lesión tiene aspecto de “mora” con múltiples lóbulos, imagen característica de angioma cavernoso o cavernoma. Se localiza en región hipocámpica.
No se observan alteraciones vasculares en la angiografía. Los cavernomas se consideran malformaciones vasculares angiográficamente ocultas.

La paciente estaba en tratamiento con anticomiciales desde que se iniciaron los episodios hace 2 años. A pesar de haber probado varios fármacos las crisis eran más intensas y frecuentes limitando sus actividades habituales.
Por este motivo fue remitida a nuestra consulta para valorar la posibilidad de tratamiento quirúrgico.
Intervención quirúrgica:
Se realizó craneotomía temporal derecha centrada sobre la lesión con ayuda de neuronavegador.
Se realiza registro electrocorticográfico colocando una manta de 20 electrodos en corteza temporal y una tira de 10 electrodos en cara interna temporal.
En la corteza no se observan grandes alteraciones y sin embargo existe una actividad irritativa persistente en los electrodos localizados próximos a la lesión en cara interna (electrodos 6 y 7) (ver siguiente diapositiva).
Tratamiento:
La lesión se reseca completamente con técnicas microquirúrgicas y guiándonos con el neuronavegador.
Estudio anatomopatológico: cavernoma
Evolución clínica: No focalidad neurológica tras la intervención. Alta hospitalaria a los 5 días manteniendo su medicación anticomicial
Evolución clínica:
A los 18 meses tras la intervención la paciente esta sin crisis, se inicia la retirada de la medicación anticomicial al querer quedarse embarazada. 6 meses después de suspender la medicación continua sin crisis.
La RM de control muestra la desaparición completa del cavernoma
Conclusiones:

  • Los cavernomas son malformaciones vasculares que pueden aumentar de tamaño por producirse pequeñas hemorragias en su interior
  • Pueden producir cefaleas, crisis comiciales o hemorragias
  • Su tratamiento es quirúrgico sin son sintomáticos.
  • Los pacientes con epilepsia secundaria a un cavernoma son buenos candidatos a la exéresis del cavernoma para controlar las crisis.

Ver el video en el que se describe este caso:

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *