Patología del Líquido Cefalorraquideo


En esta sección se ponen a disposición de todos los usuarios y pacientes, una lista de publicaciones relacionadas con la Patoligía del Líquido Encefaloraquideo en las que han participado activamente miembros del equipo médico de la Unidad de Neurocirugía.

Fisiopatología de la hidrocefalia externa del adulto

M. Escosa-Bagé, R.G. Sola

Resumen:

In this paper we report on a new disorder known as adult-onset external hydrocephalus. Development. There is sufficient evidence to be able to establish the pathogenic hypotheses proposed here. Adult-onset external hydrocephalus is related with traumatic injuries, surgery, subarachnoid haemorrhages and neurosurgical treatment of aneurysms. This disorder is produced by an expansion of the subarachnoid and subdural space due to the rupture of some part of the arachnoid membrane, which then allows fluid to flow into this compartment. In all cases there are three essential factors: the presence of some kind of intracranial bleeding, tearing of the arachnoid membrane and an excessive quantity of cerebrospinal fluid (CSF), probably because of reduced reabsorption by the arachnoid granulations. The degree to which reabsorption of CSF is affected is what conditions the prognosis in these patients rather than the accumulation within the subarachnoid or subdural cavity. Once this type of hydrocephalus is confirmed the patient requires a ventricular CSF shunt. We offer a classification of the different types of presentation. It is not very clear exactly when this shunt should be inserted or how to treat the isolated extra-axial collection in absence of ventricular dilatation. Conclusions. The physiopathology of adult-onset external hydrocephalus is a scientific challenge that will lay down the foundations for treatment with ventriculoperitoneal shunts. [REV NEUROL 2002; 35: 141-4]

Palabras clave.Adult-onset external hydrocephalus. Reabsorption of cerebrospinal fluid. Subarachnoid haemorrhage. Ventriculo- peritoneal shunts.
Visualizar publicación

Pseudoquiste epicraneal gigante tras la desconexión de un sistema de derivación ventriculoperitoneal

Rodrigo Carrasco-Moro, Diego Chillón-Medina, José M. Pascual-Garvi, Rebeca Conde-Sardón, Marta Navas-García, Rafael G. Sola

Resumen:

La malfunción de los dispositivos de derivación de líquido cefalorraquídeo (LCR) suele manifestarse clínicamente mediante un síndrome de hiperten- sión intracraneal [1,2]. Sin embargo, debido a la presencia de determina- dos mecanismos de compensación, puede permanecer clínicamente silen- te o adoptar formas de presentación clínica atípicas, caracterizadas por la ausencia de dilatación ventricular [3]. A continuación presentamos el ejem- plo de un paciente adulto portador de una derivación ventriculoperitoneal, cuya malfunción produjo un acúmulo progresivo de LCR en la zona subga- leal como mecanismo compensador frente al desarrollo de hidrocefalia.

Palabras clave.Líquido Cefaloraquideo
Visualizar publicación

Aportaciones de la resonancia magnética en la cefalea pospunción dural y en pacientes que cursan con hipotensión de líquido cefalorraquídeo

M. A. Reinaa, J. Álvarez-Lineraa, A. Lópezb, J. Benito-Leóna, J. A. De Andrésc, R. G. Solab

Resumen:

La resonancia magnética (RM) ha permitido compro- bar que hay un conjunto de signos radiológicos que se asocian con el síndrome de hipotensión intracraneal. El origen de estos hallazgos está influenciado en parte por los cambios en la posición del encéfalo. El síndrome de hipotensión intracraneal se caracteriza por una presión de líquido cefalorraquídeo (LCR) disminuida, menor de 60 mm de agua, que se asocia a una cefalea occipital irradiada a zonas fronto-temporales. El origen más fre- cuente es la punción dural con fines diagnósticos, anes- tésicos o terapéuticos, aunque también puede aparecer una fuga de LCR de forma espontánea. En el análisis del LCR puede haber un aumento del contenido de las pro- teínas y de los linfocitos, mientras que la biopsia de las meninges craneales es normal. En las imágenes de RM puede observarse el descenso del encéfalo, tomando como referencia el inicio del acueducto de Silvio y la ubi- cación de las amígdalas cerebelosas, la disminución del tamaño de las cisternas subaracnoideas y en ocaciones, de los ventrículos intracerebrales, el aumento de la cap- tación de la solución de contraste por las meninges cra- neales, higromas y hematomas subdurales, y un aumen- to en el tamaño de la hipófisis. En la médula espinal pueden encontrarse colecciones de fluido extraaracnoi- deo o paraespinal y las venas epidurales dilatadas.
Existe una correlación clínica radiológica. Cuando la presión del LCR es muy baja, aparece una mayor capta- ción de solución de contraste por las meninges, coleccio- nes subdurales y descenso del cerebro. Los hallazgos van desapareciendo a medida que los síntomas disminuyen. La variedad de signos y síntomas que pueden aparecer durante un síndrome de hipotensión intracraneal está en relación con cada una de las estructuras encefálicas que se pueden afectar durante el descenso, reacomodación ence- fálica y tracción de las diferentes estructuras de anclaje

Palabras clave. Hipotensión de líquido cefalorraquídeo. Cefalea pospunción dural. Resonancia magnética.
Visualizar publicación