Cirugía de la Epilepsia: Estudios Neuroradiológicos


En esta sección se ponen a disposición de todos los usuarios y pacientes, una lista de publicaciones relacionadas con la Cirugía de la Epilepsia en los que han participado activamente miembros del equipo médico de la Unidad de Neurocirugía.

Esta sección dada su importancia se subdivide en otras cuatros subsecciones:

Tratamiento Quirúrgico

Estudios Clínicos Neurofisiológicos

Estudios Neuroradiológicos

Estudios Neuropsicológicos

Estudios Anatomopatológicos

Estudios Preoperatorios

Estudio de la corteza motora y sensorial mediante resonancia magnética funcional: tareas de movimiento activo y pasivo

J. Álvarez-Linera, P. Martín a, F. Maestú b, P. Pulido c, J. Iglesias a, J.M. Serrano a, R.G. Sola

Resumen:

Introduction and objective. The objective of this study was to locate the rolandic area (pre- and post-central) by means of functional magnetic resonance imaging (FMRI) and define its correspondence on a Talairach map, whilst active and passive movements of the dominant hand were performed. Material and methods. Ten healthy volunteers were found, 6 men and 4 women, of an average age of 26 years (range 22-33). Two appropriate tasks were designed: one involving active and one passive movement. The examination was carried out using a 1.5 Tesla (General Electric) MRI apparatus. An echo-sequence of planar echo-gradient (BOLD technique) was used, making sagittal and axial planes, parallel to the AC-PC line (anterior commissure- posterior commissure). Subsequently an anatomofunctional Talairach map was drawn for each subject, to include the informa- tion obtained on FMRI. Results. In all subjects central activity was detected in the rolandic area during the tasks involving selected active and passive movements. Overlap was seen between the pre- and post-rolandic areas with both types of tasks. Conclusion. There is good correlation between the image obtained of motor-sensory activity in the rolandic zone and the Talairach anatomofunctional map (REV NEUROL 1999; 28: 681-5).

Palabras clave: Active movement. Functional magnetic resonance imaging. Motor cortex. Passive movement. Sensory cortex.

Visualizar publicación

Procesamiento de datos en la localización del complejo epileptogenico previo a la cirugía

Paloma Pulido Rivas

Resumen:

Una de las dificultades mayores que se plantean en las Unidades de Cirugía de la Epilepsia es la localización del complejo lesivo-epileptógeno1,2.
En el libro de PENFIELD y JASPER3 publicado en 1954 “Epilepsy and the Functional Anatomy of the Human Brain”, los autores documentan los hallazgos neurofisiológicos de pacientes determinados con esquemas idénticos para todos ellos, sobre los que van añadiendo los datos encontrados hasta construir mapas individualizados. La reunión de múltiples pacientes y la similitud de los hallazgos funcionales les permitieron llegar a construir mapas anatomo-funcionales universalizados, ejemplo de los cuales es el famoso Homúnculo de representación anatomo-funcional de la región central.
En el estudio y tratamiento quirúrgico de la Epilepsia, PENFIELD y JASPER generaron una metodología anatomo-quirúrgica y neurofisiológica que se caracteriza por su bidimensionalidad y por basarse en el estudio intercrítico del fenómeno epiléptico. TALAIRACH y BANCAUD4,5 mejoran esta metodología y diseñan un sistema que permite estudiar tridimensionalmente el cerebro del paciente epiléptico, añadiendo el concepto neurofisiológico de la necesidad de estudiar, de forma igualmente tridimensional, el inicio y desarrollo de la descarga epiléptica. Para esto último proponen la colocación de electrodos profundos, llevando a cabo la exploración estereoelectroenncefalográfica (SEEG).

Ahora bien, para obtener una completa seguridad de la localización anatomo-funcional de cada electrodo, tuvieron que diseñar toda una estructura estereotáxica, que comprendió el desarrollo de una Guía Estereotáxica para el estudio de la corteza cerebral, la concepción de un quirófano especial en el que llevar a cabo los estudios radiológicos con la mínima distorsión posible (telerradiografía) y la construcción de un Atlas Estereotáxico basado en la línea intercomisural CA-CP.5,6.

Antes de llevar a cabo el estudio SEEG era imprescindible realizar el estudio Estereoencefalográfico (SEG) que se basaba en realizar las pruebas neurorradiológicas en condiciones estereotáxicas dando unas coordenadas precisas en los tres ejes del espacio, para localizar y definir estructuras córtico-subcorticales del telencéfalo. Se realizaban al paciente las siguientes pruebas: Neumoencefalografía, para visualizar los surcos, Ventriculografía para obtener los contornos de los ventrículos y facilitar la localización de estructuras anexas a ellos así como la línea CA-CP sobre la que se realiza el cuadriculado proporcional del cerebro; la angiografía para visualizar arterias y venas corticales con la finalidad de utilización como puntos de referencia anatómicos y eludirlos en el momento de la colocación de los electrodos exploratorios. Esto hacía posible además llevar a cabo posteriormente un proceso de “normalización” de la línea CA-CP y la superposición de mapas de diferentes pacientes con similares hallazgos, lo que les permitió realizar estudios estadísticos de localización anatómica de surcos, cisuras, estructuras ventriculares o paraventriculares, etc. Además de conseguir demostrar también las correspondencias funcionales de numerosas estructuras importantes desde el punto de vista epileptógeno, como es el caso de la localización funcional del Area Motriz Suplementaria descrita por PENFIELD y JASPER3.

En la actualidad, los estudios clínicos y neurofisiológicos no invasivos aportan información a grandes rasgos de la localización del complejo lesivo-epileptógeno (CLE). En ocasiones las técnicas radiológicas informan de procesos lesivos responsables de las crisis comiciales y ayudan a la localización del foco. La aparición de las redes de electrodos subdurales, que pueden dejarse implantadas sobre el cortex a explorar, ha reducido la necesidad de realizar estudios funcionales pre-resección quirúrgica “a cráneo abierto” bajo anestesia local2,7,8. Aunque aumenta los costes y el riesgo de infección, en general vale la pena realizar estudios exhaustivos de forma crónica, con el enfermo en condiciones normales, cuando estamos ante la posibilidad de afectar zonas funcionalmente no silentes. Esto permite realizar sin premuras estudios neurofisiológicos muy completos y seguros, así como diseñar con gran exactitud la zona quirúrgica a resecar. La resección cortical, planteada en un segundo tiempo, se realiza así de forma rápida y descansada. Sin embargo, en casos de resecciones que puedan implicar zonas del lenguaje, y con pacientes de nivel intelectual normal y colaboradores, la intervención bajo anestesia local sigue siendo aún muy válida.

En nuestros pacientes, estudiados por epilepsia incontrolable médicamente, la realización de los esquemas anatomo-funcionales mediante la integración de los estudios radiológicos, atlas estereotáxico y dipolos ha permitido obtener un documento con información anatomofuncional de la zona a estudiar y una mayor exactitud en la colocación de electrodos para realizar los estudios neurofisiológicos invasivos. Se han utilizado electrodos de foramen oval, mantas de electrodos subdurales de diferentes contactos (4,10,20,32 y 64) y electrodos profundos.

Visualizar publicación

Perfusión cerebral durante la repetición de palabras en pacientes epilépticos

L. Domínguez-Gadea, P. Martín, F. Maestú, E. Gómez-Utrero, R.G. Sola, J.L. Rodríguez Eyré

Resumen:

To localize the cortical regions for language in patients who are to have brain surgery. Patients and methods. We made a SPECT (Single Photon Emission using Computerized Tomography) study of cerebral perfusion in 14 patients with drug-resistant temporal epilepsy who were candidates for brain surgery. The patients were selected consecu- tively from those attending for surgical assessment. We selected the patients in whom two 99mTc-HMPAO studies could be done in the same week: one without sensory stimulation and one whilst listening and repeating a series of ordinary words in fairly frequent use. The two studies were assessed qualitatively (on a 16 colour image scale, with a background subtraction of 20% and standardized to the point of maximum uptake). Changes were considered to be significant when a greater intensity of two colours was localized and semiquantitative (with regular areas of interest, of 4×4 pixels, placed on the region in which the qualitative change was observed and referenced to cerebellar activity). Results. We found increased perfusion in the temporo-parietal regions in 11 of the 14 patients. In most (9/14 cases) this was bilateral and in two cases on the left only. We observed a certain predominant pattern: a bilateral increase in temporal perfusion, involving the more anterior regions of the left hemisphere and also the middle and posterior regions of the right hemisphere. The maximum percentage increase in perfusion on semiquantitative assessment was 12%. Conclusion. Although the changes seen may correspond to activation in the cortical regions related to different cerebral functions, we consider that with the SPECT technique one may detect changes in perfusion of the regions of the brain which are involved in language processing. [REV NEUROL 2001; 32: 6-10] [http://www.revneurol.com/3201/k010006.pdf]

Palabras clave: 99mTc-HMPAO. Activation. Cerebral perfusion. Epilepsy. Language. SPECT.

Visualizar publicación