Epilepsia refractaria como presentación de absceso cerebral brucelósico