Malformación vascular arteriovenosa cerebral (MAV).


Se le realiza un estudio angiográfico que muestra una gran malformación arteriovenosa cerebral en región témporo-occipital izquierda, que depende de ramas de las arterias cerebral media y cerebral posterior

Tratamiento de una malformación arteriovenosa.

Historia clínica:
Paciente varón de 54 años sin antecedentes de interés. Presenta cuadro brusco de cefalea, nauseas, vómitos y pérdida de fuerza en hemicuerpo derecho.
En urgencias se realiza TAC craneal visualizando una hemorragia témporo-occipital izquierda abierta a ventrículos, provocando hidrocefalia .
El TAC cerebral muestra un hematoma cerebral y una hemorragia intraventricular.

Intervención:
Ingresa en UCI y se le coloca un drenaje ventricular para controlar la hidrocefalia y la hemorragia ventricular.
Se realiza RM cerebral y angio-RM, donde se visualiza una lesión de aspecto vascular en hemisferio izquierdo.
Se le realiza un estudio angiográfico que muestra una gran malformación arteriovenosa cerebral en región témporo-occipital izquierda, que depende de ramas de las arterias cerebral media y cerebral posterior.
Es una malformación de alto flujo grado V de la clasificación de Spetzler-Martin (más de seis centímetros de tamaño, localizada en hemisferio dominante y con drenaje venoso profundo).
Clínicamente el paciente mejoró, se retiró el drenaje, estaba asintomático y pudo ser dado de alta hospitalaria.
Se programó tratamiento combinado endovascular y quirúrgico. Dado el gran tamaño de la lesión, no había indicación de tratamiento radioquirúrgico.
Se realizaron embolizaciones seriadas en tres ocasiones, consiguiendo una reducción parcial de la malformación.
Por último, se realizó tratamiento quirúrgico mediante craneotomía, clipaje de los vasos arteriales aferentes y extirpación del nicho vascular.

Evolución:
A los siete días de la intervención quirúrgica pudo ser dado de alta hospitalaria, asintomático.
El control angiográfico mostraba una desaparición completa de la malformación.
A los 4 meses el paciente se reincorporó a sus actividades laborales (conductor de autobuses)

Conclusión:
Las malformaciones arterio-venosas (MAV) pueden producir hemorragias cerebrales y/o crisis comiciales.
Su tratamiento es complejo y multidisciplinario. Debe ser valorado en conjunto por varios especialistas.
Depende del tipo, tamaño y localización para decidir el tratamiento más adecuado: embolización, radiocirugía o cirugía. Con frecuencia se deben aplicar dos o tres técnicas para conseguir su cierre completo.


Ver el video en el que se describe este caso:


Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>