Cavernoma en región rolándica.


La RM de cráneo muestra una lesión nodular de aspecto vascular de 2 centímetros de diámetro localizada en región rolándica izquierda. Posible cavernoma.

Tratamiento de un cavernoma.

Historia clínica:
Varón de 42 años.
Traumatismo craneal casual con cefalea.
Se realiza un TAC craneal y se observa una lesión a nivel rolándico izquierdo, no relacionada con el traumatismo.
La RM de cráneo muestra una lesión nodular de aspecto vascular de 2 centímetros de diámetro localizada en región rolándica izquierda. Posible cavernoma.
DIAGNOSTICO: Hallazgo casual de Angioma Cavernoso
En la RM CRANEAL, se observa una lesión nodular en forma de panal de abeja,
imagen característica de cavernoma.
Neurológicamente asintomático.
Por el tipo de trabajo que realiza debe dejar su actividad por presentar una lesión vascular con probabilidad de tener una hemorragia cerebral.
Ante esta situación el paciente solicita que se le extirpe dicha malformación vascular para poder seguir desarrollando su trabajo habitual.

Intervención:
La región rolándica es la responsable de la movilidad de las extremidades contralaterales y en el caso de este paciente la lesión estaba localizada en la zona de movilidad de la mano derecha.
Una hemorragia por el propio cavernoma le ocasionaría parálisis de la extremidad superior. Riesgo de 0’3% acumulativo al año.
Realizar intervenciones en esta zona supone un riesgo no determinado de producir un déficit neurológico.
Intervención quirúrgica: craneotomía frontoparietal izquierda realizando electrocorticografía con manta de 20 electrodos. Se observa actividad irritativa en los electrodos rojos.
Para determinar la región sensorial primaria se realizaron potenciales evocados somatosensoriales (PESS), estimulando en muñeca derecha y localizando dicha actividad en el electrodo 3.
Resección completa de la lesión utilizando Neuronavegador, para localizar surco que nos llevara al cavernoma.
Con técnicas microquirúrgicas se delimita y extirpa completamente el cavernoma.
La electrocorticografía y los PESS ayudaron también a determinar la zona de entrada para no provocar déficit neurológico.

Evolución:
El paciente presento una leve paresia de la mano derecha en los primeros días del postoperatorio. A los 2 meses de la intervención estaba neurológicamente asintomático y se reincorporó a sus actividades laborales.

Conclusión:

  • Los cavernomas son lesiones vasculares malformativas que producen hemorragia, epilepsia o cefalea. En ocasiones son hallazgos casuales.
  • El tratamiento es quirúrgico cuando son sintomáticos. No esta indicado el tratamiento con radioterapia o radiocirugía.
  • Las técnicas de estimulación cortical y registro de potenciales evocados, junto con la utilización de neuronavegador, permiten que se pueda resecar estas lesiones sin provocar déficits neurológicos, aunque se encuentren en zonas comprometidas.

Ver el video en el que se describe este caso:


1 Comentario

  1. Muy lindo caso. Solo que, como patóloga me gustaría ver imágenes histopatológicas de la lesión estirpada. Saludos

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *