Resección de un Meningioma Petroclival.


En la arteriografía cerebral se ve una importante vascularización de la lesión por ramas de la carótida.

Historia clínica:
Paciente de 28 años con acorchamiento de la hemicara derecha de forma progresiva de un mes de evolución .
No refiere cefalea ni otros síntomas.
Estudios radiológicos:
Se realiza un estudio de RM craneal. Se aprecia un tumor a nivel de la punta del peñasco derecho que comprime el tronco cerebral. Capta contraste de forma homogénea.
En la arteriografía cerebral se ve una importante vascularización de la lesión por ramas de la carótida.
TAC craneal: hiperóstosis en el peñasco.

Evolución:
La paciente fue intervenida quirúrgicamente con resección de la lesión.

Se realizó monitorización neurofisiológica intraoperatoria de:
–Potenciales auditivos evocados de tronco
–Potenciales somatosensoriales
–Potenciales motores
–EMG espontánea y estimulada de los pares craneales: III, V, VI y VII

En los gráficos intraoperatorios se muestran los gráficos de evolución de los PEAT a lo largo de la intervención para la latencia de la onda I (negro), intervalo I-III (azul) e intervalo III-V (rojo). Arriba: izquierdo ipsilateral. Abajo: derecho ipsilateral. Obsérvese el retraso en diversos momentos de la onda I derecha (flechas), con intervalos normales, lo que indica un compromiso en la génesis del potencial en el ganglio de Corti. El retraso final es de 0.4 ms..

Postoperatorio:
La paciente no presentó focalidad neurológica. Alta a los seis días.

Conclusiones:
Los meningiomas son tumores benignos que deben ser tratados quirúrgicamente.
En localizaciones donde están comprometidas estructuras como pares craneales o tronco cerebral es imprescindible la utilización de técnicas neurofisiológicas intraoperatorias para disminuir la posibilidad de lesiones neurológicas.

Ver el video en el que se describe este caso:

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *