Extirpación de un neurinoma del acústico.


Toda la intervención transcurrió bajo control de monitorización de potenciales evocados somatosensoriales (PESS) de miembros inferiores (MMII), potenciales evocados auditivos de tronco (EAT) y electromiografía (EMG) espontánea y estimulada de los pares craneales del V al XII
Historia clínica:
Mujer de 45 años con clínica de pérdida de audición en oído derecho, de varios meses de evolución. Refiere además cefaleas frecuentes y mareos en las últimas semanas.
En la exploración presenta una hipoacusia derecha. Marcha con ligera tendencia a desplazarse hacia la derecha.
No refiere antecedentes personales de interés.
Se realizan estudios de RM cerebral.
En RM de cráneo, se observa una tumoración a nivel del ángulo ponto-cerebeloso derecho, que se introduce en el conducto auditivo interno y que esta en relación con el VIII par craneal o acústico.
La lesión produce compresión del tronco cerebral.
El diagnóstico probable es de neurinoma.
Se completó el estudio con una TAC de peñascos, que mostraba cómo el conducto auditivo interno derecho estaba ampliado por el crecimiento tumoral.

Tratamiento:
Se le planteó a la paciente las posibilidades de tratamiento:
–Por su edad, persona joven, y el tamaño de la lesión, el tratamiento de elección es la cirugía
–La radiocirugía no está indicada como primera opción, dado el tamaño de la lesión (diámetro superior a 3 cm.)
La paciente aceptó la intervención, asumiendo el riesgo de una posible parálisis facial (10% aproximadamente).

Intervención quirúrgica:
Se realizó una craneotomía suboccipital derecha, retromastoidea.
Se extirpó completamente la tumoración, ayudándose de técnicas microquirúrgicas y aspiración ultrasónica.
Toda la intervención transcurrió bajo control de monitorización de potenciales evocados somatosensoriales (PESS) de miembros inferiores (MMII), potenciales evocados auditivos de tronco (EAT) y electromiografía (EMG) espontánea y estimulada de los pares craneales del V al XII
PESS de MMII: En la parte superior el registro de control. En la parte inferior el registro durante la liberación del tronco. Se observa cómo permanecen sin alteraciones.
Respuesta del VII par. A: durante la exéresis tumoral. B: mínima actividad durante la apertura del CAI. C: disminución importante de la irritabilidad al final de la intervención.
Respuesta del nervio facial al finalizar la intervención: A: estimulando en el CAI . B: estimulando en el tronco.
Esto confirma la integridad anatómica y funcional del nervio facial.

Evolución:
La tumoración fue resecada completamente, sin provocar lesión quirúrgica del nervio facial.
Salió despierta del quirófano sin ninguna focalidad neurológica.
Estuvo en observación en UCI 24 horas
A los cinco días se fue de alta hospitalaria sin focalidad neurológica, con buena movilidad facial.
A los tres meses se reincorporó a sus actividades laborales: profesora de educación superior.
Los controles a los tres años no muestran restos ni recidiva tumorales.

Conclusiones:

  • Los neurinomas del acústico son tumores benignos que crecen lentamente
  • Cuando son de pequeño tamaño ( Tumores de menos de 3 cms. pueden ser tratados con radiocirugía
  • Tumores de más de 3 cm. de diámetro deben ser intervenidos quirúrgicamente

Ver el video en el que se describe este caso:

2 Comentarios

  1. Tengo un neurinoma del.acustico tamaño 3.4 cm hay probabilidades de salvar el nervio facial porsentaje

    Responder
  2. Mi hijo de 34 años tiene un neurinoma de 30x30x32.6mm,con borde lobulados. Al principio comentaba que le habìa entrado agua en el oído
    hace años , y un dìa comento que estaba perdiendo audición , los dolores de cabeza no son muy normales y de momento no hay vértigos . El vive en Tenerife . Y yo en Madrid .soy enfermera del HCSC. Su consejo es….Muy agradecida

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *