El abordaje multidisciplinar mejora los resultados en la cirugía endoscópica del adenoma de hipófisis


El abordaje multidisciplinar mejora los resultados en la cirugía endoscópica del adenoma de hipófisis, uno de los tumores intracraneales más frecuentes

abordaje-transesfenoidal-adenoma-hipofisario

• Se trata de un procedimiento quirúrgico, asistido por la más alta tecnología, más seguro, eficaz y con menos efectos secundarios
• Está indicado en los adenomas de hipófisis que constituyen hasta entre el 10% y el 15% de todos los tumores intracraneales y cuya incidencia más elevada se produce en pacientes de 30 a 40 años
• Una de las claves de su éxito reside en que su abordaje se lleva a cabo bajo la dirección y supervisión de un equipo multidisciplinar, inusual hasta ahora en los quirófanos
• Pese a ser un tumor benigno, su tratamiento quirúrgico es necesaria en la mayoría de los casos, por su continuo crecimiento y el riesgo de que afecte a órganos cercanos

La hipófisis es una glándula localizada en la base del cráneo que produce gran cantidad de hormonas encargadas de controlar muchas funciones del organismo. En ella se pueden producir los llamados adenomas hipofisarios, que actualmente constituyen entre el 10% y el 15% de todos los tumores intracraneales y cuya incidencia más elevada se sitúa en pacientes jóvenes (de 30 a 40 años).

El adenoma de hipófisis puede ser benigno (como sucede en la gran mayoría de casos),pero también puede resultar invasivo. En la mayoría de los casos, el adenoma de hipófisis debe extirparse. Tradicionalmente, su abordaje ha sido transcraneal, para, posteriormente, dar paso al acceso quirúrgico a través de las fosas nasales, con ayuda de un microscopio quirúrgico (una vía un más rápida, directa y menos agresiva). Mucho más recientemente se ha mejorado el acceso a través de las fosas nasales, haciéndola aún menos agresivo, con ayuda de una técnica aún más sofisticada, en que se utiliza el endoscopio, en colaboración con un especialista de ORL.

La Unidad de Neurocirugía del Hospital Nuestra Señora del Rosario dirigida por el Prof. Rafael García de Sola realiza de forma rutinaria estas técnicas, asistidas por Neuronavegador, una tecnología que aporta además seguridad y eficacia en el abordaje quirúrgico de este tipo de tumor tan frecuente en pacientes jóvenes.

Es imprescindible contar con un equipo pluridisciplinar integrado por profesionales con conocimiento y experiencia en este campo. En este sentido, en todo el proceso, desde el diagnóstico hasta el alta, participan:

1. Endrocrinólogo.

Su labor es realizar un diagnóstico correcto y confirmar la indicación y viabilidad de la cirugía, según las características del tumor, además de que juega un papel fundamental en la protección del enfermo durante su estancia hospitalaria y en el post-operatorio, con el fin de controlar posibles complicaciones, si las hubiese. También es responsable del seguimiento tras el alta hospitalaria.

2. Neurodiagnóstico por la imagen

Neurodiagnóstico por la imagen, a cargo de un equipo especializado en el diagnóstico de patologías del sistema nervioso con el apoyo de la tecnología más avanzada:
– Una Resonancia Magnética de 3 Teslas. Con capacidad de obtener cortes muy finos, en secuencias muy diferentes, que permitan distinguir desde un microadenoma, a los detalles anatómicos que son necesarios para una cirugía de alta precisión.
– TAC de última generación, que permita igualmente realizar estudios como Angio-TAC, que ofrecen al neurocirujano una imagen de máxima resolución tanto para el diagnóstico, como durante todo el proceso de la cirugía.
– Tratamiento de imagen en 3D.- Tanto la RM como la Angio-TAC es posible visionarlos en un equipo de imagen en 3D, así como pasar la información a los equipos de neuronavegación del quirófano. Con esto el neurocirujano puede diseñar la mejor intervención y estar guiado en todo momento por la mejor imagen

3. Colaboración entre neurocirujanos y otorrinolaringólogos

Colaboración entre neurocirujanos y otorrinolaringólogos en el abordaje trasnasal con endoscopia. Un binomio fundamental tanto en los pasos previos a la cirugía, como en los posteriores a ella.

4. Apoyo de la tecnología más avanzada

Es obvio que en todo este proceso el apoyo de la tecnología más avanzada mejora los resultados:
• Sistema de Neuronavegación de alta definición que facilita la màxima precisión en la cirugía..
• Endoscopio con visión angulada variable e instrumental oblÍcuo para facilitar el abordaje.

5.- Equipo de radioterapia.

En los casos de tumores remanentes o en los que no ha sido posible su total eliminación, la radioterapia supone una alternativa de tratamiento de gran precisión y seguridad para el paciente. Para ello, INEAMAD colabora con un centro que cuenta con el acelerador lineal más fiable, especialmente beneficioso por su extremada precisión, en el tratamiento de tumores cerebrales.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *