El Hospital de Rosario es el único Hospital de Madrid que tiene un robot neuroquirúrgico.


El Hospital de Rosario es el único Hospital de Madrid que tiene un robot neuroquirúrgico.

rosa-robot-el-pais-santi-burgos-2

El Hospital de Rosario es el único Hospital de Madrid que tiene un robot neuroquirúrgico. Es propiedad de la Unidad de Neurocirugía RGS, en su política de ofrecer la más alta y nueva tecnología neuroquirúrgica disponible.

El pasado 2 de noviembre el diario El País publicó un artículo en su sección de #talentodigital sobre la cirugía robótica y los nuevos quirófanos inteligentes.
A continuación se reproducen algunos párrafos citados en este artículo.

El equipo del Doctor García de Sola ha puesto en marcha un sistema integrado de cirugía inteligente que a través de un diseño personal de un sistema de integración de imágenes permite ver en una única pantalla hasta 9 señales diferentes de equipos funcionantes en el momento de la intervención, con la capacidad de poder grabarlo todo y reproducirlo.

“Sí, este robot es un residente carísimo”, explica de forma gráfica el neurocirujano Rafael García de Sola, señalando otro autómata, el Rosa.

Estamos en el quirófano del Hospital Virgen del Rosario de Madrid, de propiedad privada, el único centro de la capital que posee este ingenio destinado a manipular el cerebro.

El veterano médico añade: “Sirve para llegar a tumores muy difíciles, casi inoperables por su situación”. Consta de un gran brazo que puede penetrar en el cráneo armado de un software que permite integrar, antes de operar, todo tipo de imágenes de la lesión (radiografías, scanners y resonancias) y planificar la intervención. Luego, ya con el paciente en la mesa de operaciones, funciona como un GPS. “Nos guía hacia la lesión con imagen dinámica y con un margen de error de menos de un milímetro”.

Rosa, un ingenio francés que tiene 70 hermanos distribuidos por el mundo, también es un gran ayudante en la cirugía de la base del cráneo, un área de dificilísimo acceso: “Al final de la resección del tumor el espacio es cada vez más angosto y necesitas ir con el microscopio quirúrgico a través del endoscopio”. Permite entrar por la nariz y crear un túnel de trabajo de 10 centímetros de profundidad. También ayuda en las frecuentísimas hemorragias cerebrales, “le gana a la cirugía convencional”.

¿Y qué ventajas tiene para el paciente?. “La cirugía es precisa, mínimamente invasiva. La extirpación del tumor es menos agresiva y más completa”.

cortesía del el diario El Pais . Fotografía Santi Burgos

cortesía del el diario El Pais . Fotografía Santi Burgos

Hacia el quirófano inteligente.

El doctor Rafael García de Sola habla con tono muy didáctico -es catedrático de Neurocirugía de la Universidad Autónoma de Madrid- en esta habitación repleta de aparatos y pantallas. A un lado está el ordenador que gobierna a Rosa, a otro un microscopio para operar… y enfrente una monitor aparentemente convencional. “He pretendido transformar un quirófano tonto en inteligente, de tal manera que durante la operación podamos tener agrupada toda la información que necesitamos: las constantes que ve el anestesista, la imagen del robot, la del microscopio, el control del neurofisiólogo, la planificación previa, el navegador, video, el escáner intraoperatorio…, hasta nueve señales distintas”. El dispositivo permite grabar las intervenciones para repasarlas o publicarlas. Fue el cirujano quien lo inventó junto a una empresa informática, de tal manera que ha convertido este espacio en el único de neurocirugía inteligente de España.

Humildemente: “Toda esta maquinaria la inventaron grandes cirujanos que han llegado hasta la frontera, hasta donde no podían avanzar más y han tenido que bajar la cabeza e investigar. A los cirujanos normales esta tecnología nos permite posibilidades que están más allá de nuestra capacidad”.

Precisamente la necesidad de tener toda la información a la vista, incluso más de la que puede uno ver, es uno de los caminos más claros que dibujan todos los actores en el futuro de la cirugía.
rosa-robot-el-pais-santi-burgos-0

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *